Quienes Somos
Nuestras Actividades
Campañas
Publicaciones
Voluntarios
Hazte Socio
Contacta
Intolerancia
Derechos Humanos
Paz y Tolerancia
Ética y Justicia
Solidaridad y Desarrollo
Comunicación y Libertad
Inmigración y Refugiados
Pueblo Gitano
Racismo y Xenofobia
Antisemitismo
Homofobia
Terrorismo
Ultras y Neonazis
Integrismo
Pena de Muerte
Sexismo y violencia
Violencia Urbana
Maltrato Infantil
Seguridad Ciudadana
Memoria Víctimas
Editoriales
Noticias
Entrevistas
A por más
Informe RAXEN
Cuadernos de Análisis
Onda Verde
Teléfono de la Víctima
Aula Intercultural
Agenda
Foro
Chat
Hazte solidario
Tienda Solidaria

Un detenido por el secuestro de Vic pertenece a los Boixos Nois

Mateo López es miembro de los Casuals, facción violenta de la peña. (El Periódico de Cataluña. 24.10.2003)

    Ricardo Mateo López, de 32 años, uno de los seis detenidos el pasado día 4 por un intento de secuestro en Vic (Osona), es además un miembro destacado de los Casuals, facción violenta de la peña futbolística del Bar- ça Boixos Nois.

El detenido participó ese día en el intento de secuestro de un ciudadano marroquí en pleno centro de Vic, que terminó con el suicidio de uno de los secuestradores. A pesar de que ninguno de los seis detenidos quiso declarar en las dependencias de los Mossos d'Esquadra, las investigaciones posteriores descubrieron que la víctima apaleada trabajaba en una carnicería cuyo propietario escondía en un almacén 1.457 kilos de hachís y 1,5 de cocaína.

Fuentes de la investigación comentaron que la implicación de Mateo López en la acción se limitó a participar en el secuestro y descartaron que ejerciera ningún papel de líder del grupo. El joven, vecino de Barcelona, ha sido detenido en 14 ocasiones. Las cinco últimas, entre 1997 y el 2001, por robo con violencia, detención ilegal, atentado, resistencia y desobediencia a un agente de la autoridad, lesiones y tráfico de drogas.

Las investigaciones en relación con el secuestro y el hallazgo del alijo están paralizadas a la espera de localizar a la víctima del rapto, quien tras curarse de las lesiones ha desaparecido. Sobre él pesa ahora una orden de búsqueda y captura.

Las hipótesis más fiables según los investigadores apuntan a que la banda de detenidos quisiera recuperar por la fuerza el alijo de droga o bien el pago del mismo. Tampoco se descarta que los detenidos --cuatro españoles, un marroquí y un argentino-- supieran de los negocios ilícitos del carnicero de Vic y quisieran robarle la mercancía.

Las detenciones se produjeron cuando un mosso fuera de servicio presenció el secuestro. Uno de los secuestradores se suicidó supuestamente al creer que los policías que acudieron eran otros narcos.